05 diciembre 2015

VISIÓN DE UNOS OJOS TRISTES







El arco iris abraza los tejados de la aldea sin ruido, sin temor a la lluvia.
Se escucha sonido de pétalos de rosas en el bosque lleno de soledad.
Las estrellas observan a la luna que se apaga entre un lecho de nubes.
Con su brillante reflejo todo es más bello en el lago resignado, tranquilo.

Cuando se acercó la tristeza, no se pudo vaciar los recuerdos olvidados.
Hay un  camino largo que ilumina la Vieja Luna lleno de tristes melodías.

No se ven ni flores ni mariposas. Solo gotas de rocío sobre los sauces.
Publicar un comentario